jueves, 22 de octubre de 2009

La primera de Alfonso Martínez


El 23 de septiembre de 1926 el diario "La Prensa" publicaba dentro de su sección deportiva una noticia sobre una ascensión al Naranjo de Bulnes. Esta ascensión significaba el comienzo de una historia, casi de amor, entre una montaña, El Picu, y si no el más, uno de los más significativos escaladores de los Picos de Europa, el gran Alfonso Martínez, figura ligada para siempre a las paredes de "su montaña", el Naranjo de Bulnes, su gran pasión.


Alpinismo
LA ULTIMA ESCALADA AL NARANJO DE BULNES

La realizó un joven de 17 años

Esta gigantesca mole de piedra situada en Asturias, en los Picos de Europa, en término de Cabrales, cuya altitud es de 2.517 metros sobre el nivel del mar, ha constituido este verano su máximo interés para los aficionados al alpinismo, a causa de haberse hecho menos imposible el escalarla, por la pericia del guía Víctor Martínez, de Camarmeña.

Después de la escalada en Agosto de don Marino Quel, de la Real Sociedad Alpinista «Peñalara», de Madrid, se realizó otra en 27 de Agosto por Alejandro Goicoechea, de la Federación Vasco Navarra de Alpinismo, y, recientemente,el 18 del corriente, el muchacho de 17 años Alfonso Martínez, de Camarmeña, subió con su padre, el referido guía, tardando 25 minutos en el ascenso desde donde principia la pared vertical que mira al Este, incluidos cinco minutos que se detuvieron a explorar una cueva con estalactitas, que creía él tendria comunicación con los paredones que dan al sur, sobre los difíciles canalizos de los Tiros de la Torca por donde ascendimos los cuatro excursionistas que íbamos.
En el descenso tardaron lo mismo, después de tres cuartos de hora que estuvieron arriba, recogiendo la postal de Goicoechea y escribiendo otra que quedó en el buzón que «Peñalara» puso a este efecto y haciendo torres de piedras y reconocimientos por las mismas aristas del Pico, que nos tenían en gran tensión de nervios a los que presenciábamos la ascensión, don Eloy Calvo, guarda del Coto Real de Espinama, y el que suscribe,J.Ramón Quesada, socio de la Real Agrupación «Peñalara» y Club Alpino de Madrid.


En los Picos de Europa...en 1926...